Algunos principios para una vida más coherente y feliz

Estos principios son como una guía, simples consejos para quienes sienten la importancia de vencer a la contradicción personal. No hablamos de una moral que aprueba lo “bueno” y condena lo “malo”.Cualquier principio que permita a las personas vivir sin contradicciones no es una “regla de conductas” que deben “obedecerse o cumplirse”. Tal vez seria conveniente que habláramos de aspiraciones, para que quede claro cuál es el sentido de los principios de la acción valida. Cada uno verá de aceptarlos o rechazarlos de acuerdo a lo que sienta cuando los ponga en práctica.

1) Principio de la proporción.

Aspiramos a una cierta proporción, tratando de ordenar las cosas importantes de la vida. Debemos reconocer qué cosas son las mas importantes para uno y ordenarlas en prioridades, es decir ponerlas en orden, desde la más importante a la menos importante. Luego tratamos de llevarlas en conjunto, sin que unas se adelanten y otras se retrasen demasiado.

2) Principio de la adaptación.

Aspiramos a una adaptación creciente al medio en que vivimos, de forma activa. Una simple adaptación nos dejaría sometidos al medio, sea por que no queremos hacer ningún esfuerzo para cambiar las cosas, o simplemente no nos oponemos. La adaptación creciente nos permite actuar en el medio con decisión a transformarlo.

3) Principio de la oportunidad.

Una cierta oportunidad, retrocediendo ante una gran fuerza (no ante cualquier inconveniente), para avanzar cuando esta disminuya. La impaciencia por cambiar las cosas nos lleva a veces a cometer nuevos errores, desencadenando males mayores.

4) Principio de la acumulación de las acciones.

También aspiramos a una cierta coherencia en la conducta. Acumulando las acciones que nos dejan la sensación de unidad y acuerdo consigo mismo. Evitando aquellas que producen contradicción y que se siente como un “desacuerdo” entre lo que se piensa, lo que se siente y lo que se hace.

5) Principio de la solidaridad. ‘La Regla de Oro”

La solidaridad es parte de la coherencia personal. Nada de lo que sea bueno para nosotros, termina en nosotros, sino en las demás personas. Por tanto cuando algo es bueno para los demás, también lo será para nosotros. Si hablamos de relacionarnos con otras personas, será sin duda, el mejor trato que les podamos dar. Tratar a los demás como queremos ser tratados es la base de todo cambio. Por esto la llamamos “La Regla de Oro”.

Tratar a los demás como queremos ser tratados es la base de todo cambioHaz click para twittear

La vida diaria puede cambiar radicalmente cuando alguien se propone actuar todos los días en base a los principios. No es fácil desde el primer momento que las cosas cambien. Será importante entonces, comenzar un nuevo modo de vida aprendiendo a ponerlos en practica.

Reflexión:

Medita sobre qué principio consideras como el mas importante para aplicar en tu vida en el momento actual. Trata de hacerte una propuesta concreta..

image_pdfDescarga en PDFimage_printImprime el texto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.